viernes, 23 de noviembre de 2012

SOBRE LA VEREDA “ALTO DE LA MINA”



La vereda Alto de la Mina, está localizada a 14 km de Chinchiná, sobre la Vía a Marsella, pasando por Alto Curazao, la Fundación Manuel Mejía y la Quiebra de Naranjal. También hacen parte en la declaratoria del Paisaje Cultural Cafetero en el año 2011 hecho por la UNESCO.

Las veredas La Quiebra del Naranjo y el Alto de la Mina han sido desde hace varios años, lugar de descanso y de paseo para los chinchinenses y personas de la región (Palestina, Manizales, Santa Rosa y otros), debido a su clima templado y perfecto para el cultivo del café, sus gentes, su topografía, excelente ubicación, gastronomía local, cultura e institucionalidad cafetera.

La presencia de la Institucionalidad en general, con programas de formación cafetera y de comercio y servicios, computación y otros, han generado ideas de negocios que han procurado el beneficio común. Una de estas instituciones es la Fundación Manuel Mejía que ha formado a miles de personas en programas agrícolas, cafeteros, administrativos y otros, y además, ha generado programas sociales que han beneficiado a las comunidades a su alrededor como lo es la biblioteca.

Dentro de la vereda, como resultado de diversas intervenciones disciplinarias, y en este caso por un proceso antropológico, fueron encontrados algunos petroglifos que son diseños simbólicos grabados en rocas, realizados desbastando la capa superficial. Muchos fueron hechos por antepasados prehistóricos del periodo neolítico. Son el más cercano antecedente de los símbolos previos a la escritura. Su uso como forma de comunicación se data hacia el 10.000 a. C. y puede llegar hasta los tiempos modernos en algunas culturas y lugares. La palabra proviene de los términos griegos petros (piedra) y glyphein (tallar). 

Dentro de la vereda existen fincas muy particulares que se han acondicionado para los visitantes y turistas, y en las cuales se ha permitido diferentes procesos y asociaciones para el aprovechamiento de este recurso.

Dentro de la vereda existen fincas muy particulares que se han acondicionado para los visitantes y turistas, y en las cuales se ha permitido diferentes procesos y asociaciones para el aprovechamiento de este recurso.

En cuanto a la historia del “Alto de la mina”, inicia cuando el bisabuelo de Cesar Gómez (uno de los propietarios de la finca el Sinaí) llega desde Antioquia acompañado por otras personas para buscar oro cerca de lo que es hoy el “Alto de la mina”, estas personas empezaron a asentarse en el alto del cerro y buscaban oro al pié de la  montaña; como referente tomaron la zona donde se alojaban y empezaron a llamarlo “el Alto de la mina”. Tiempo después, los mineros empezaron a llevar a sus familias y a establecerse socialmente en el esta zona que quedó nombrada “Alto de la mina” porque alguna vez al responder los mineros la ubicación de su alojamiento así la llamaron; más tarde estas personas abandonaron la actividad minera puesto que la rentabilidad de esta actividad no era suficiente, establecieron cultivos para desarrollar otra actividad económica  y se dedicaron a la siembra de café; la productividad del café empezó a ser tan alta que para la segunda generación de la familia Gómez no había suficientes trabajadores para la hacienda, así que la familia se encargó  de buscar recolectores de café para su hacienda en municipios del departamento de Nariño (en un carro alcanzaron incluso en varias ocasiones a llevar familias y pertenencias de las personas que trabajarían en el Sinaí)y llegaron así más personas a establecerse permanentemente con sus familias en la vereda quienes también tienen descendencia en esta comunidad. Actualmente los fundadores de la vereda van en su quinta generación y la vereda ha tenido muchísimos cambios con el desplazamiento de las personas a la ciudad, al casco urbano de Chinchiná o a otros municipios; la vereda se generó como tal en la hacienda el Sinaí que actualmente está habitada por miembros de la familia y se dispone al servicio del turismo comunitario con “el hostal Sinaí” que hace parte de la asociación de turismo comunitario “Leyenda Tumbaga”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada